Curso Supermotard MxCoach

Este pasado sábado 24 de septiembre pudimos disfrutar del primero de los cursos impartidos por MxCoach en la disciplina del supermotard gracias a la colaboración de Diego Grande, piloto vencedor de la última prueba del Cto. Nacional de Supermotard en Fuente el Álamo.

Una mañana fría nos recibió al amanecer en la pista internacional FK1, en Villaverde de medina, pero pronto Delfín (preparador de pilotos del mundial) se encargó de meternos en temperatura de trabajo tras la presentación a cargo de Iván. Ambos son quienes nos han brindado la oportunidad de disfrutar de este día lleno de actividades, lecciones, entretenimiento y compañerismo.

Comenzamos haciendo unos ejercicios de calentamiento seguido de una actividad diseñada para reforzar el compañerismo y la integración a través del contacto físico. Tras ella nos enfundamos los monos y salimos a pista a calentar motores y neumáticos y empezar con las instrucciones a cargo de Diego Grande. Así se sucedería todo el día, alternando actividades en moto con lecciones de los monitores y preparación física y mental a cargo de Delfín e Iván, sin dejarnos parar en ningún momento para que el nivel de atención no decayera.

Hubo también lección de conducción offroad pero nada complicado, simplemente como toma de contacto y asimilación de sensaciones ya que muchos eran los que debutaban en “lo marrón”. No quiero enrollarme mucho porque no sirve de nada que os cuente paso por paso lo que hicimos, pero de todo corazón  os tengo que decir, que esta es una de las mejores formas de ir avanzando tanto en supermotard como en cualquier otra disciplina, con alguien que te instruya y te corrija, tanto dentro como fuera de la pista, y el precio asequible de 95€ que pagamos está bien invertido teniendo en cuenta que estuvimos todo el día en el circuito, rodando, aprendiendo mecánica, valores, técnica, y hasta incluyendo la comida y el diploma y regalos.

Sólo espero que estos chicos de MxCoach (los personajes de la foto de arriba) nos organicen más cursos, porque no me los pienso perder, aunque sólo sea por compartir un día con tan buena gente, porque hasta si hubiera acudido sin moto, hubiera aprendido cosas más allá del asiento y el manillar de mi KTM.

Se me olvidaba! aquí tenéis un pequeño vídeo del curso:

http://www.youtube.com/watch?v=HolfBef5ir8&feature=player_embedded

Artículos relacionados:

Escrito por

26 septiembre 2011. Categoría/s Experiencias, Formación, Supermotard.

Como os habrá pasado a muchos otros, mis padres no aprobaban las motos, así que fue un gran logro conseguir en mi pubertad meter una Piaggio Typhoon en casa, a los pocos meses se cambió por una Rieju Spike de Supermotard con la que aprendí a trastear y me empecé a aficionar por el mundo del SM. A los 18 años cuando pude tener un coche con carro, bola, y remolque me hice con una CR 125 del 2001 de motocross con la que empecé a circuitear. A esta la siguieron una YZ250F del 2004, una YZ250 del 2006 (demasiado arroz para tan poco pollo) y una KX125 del 2008. También me hice con una Ducati 750SS del 2001 de la que estaba enamorado desde que la ví en un anuncio en prensa y con la que me paseaba por todas partes, pero con la que me dí cuenta de que la carretera no era lo mío, así que la vendí y compré mi primera SM, una CRF del 2005 con la que aprender, y después de un casi gripaje con reparación de 1700€ de motor decidí venderla después de 3 horas de rodaje, vender la KX 125 y comprarme una flamante KTM SMR 2010 (la penúltima que quedaba en España) con la que actualmente estoy corriendo y aprendiendo en el regional de Castilla y León.

Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0.
Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Comentarios en Facebook:

Deja un comentario

*

Sobre el Autor

Como os habrá pasado a muchos otros, mis padres no aprobaban las motos, así que fue un gran logro conseguir en mi pubertad meter una Piaggio Typhoon en casa, a los pocos meses se cambió por una Rieju Spike de Supermotard con la que aprendí a trastear y me empecé a aficionar por el mundo del SM. A los 18 años cuando pude tener un coche con carro, bola, y remolque me hice con una CR 125 del 2001 de motocross con la que empecé a circuitear. A esta la siguieron una YZ250F del 2004, una YZ250 del 2006 (demasiado arroz para tan poco pollo) y una KX125 del 2008. También me hice con una Ducati 750SS del 2001 de la que estaba enamorado desde que la ví en un anuncio en prensa y con la que me paseaba por todas partes, pero con la que me dí cuenta de que la carretera no era lo mío, así que la vendí y compré mi primera SM, una CRF del 2005 con la que aprender, y después de un casi gripaje con reparación de 1700€ de motor decidí venderla después de 3 horas de rodaje, vender la KX 125 y comprarme una flamante KTM SMR 2010 (la penúltima que quedaba en España) con la que actualmente estoy corriendo y aprendiendo en el regional de Castilla y León.

Qué decimos en twitter…

Acceder